COMPARSA SALITRERA CHACANCE DE 1913

Entre 1830 y 1930, fue el gran boom de las oficinas salitreras en el norte de Chile.

Fue el gran ciclo del llamado “oro blanco”, existiendo registros históricos de 118 oficinas, las que sumaban en aquella época alrededor de 46.470 trabajadores, quienes vivían en campamentos que se levantaron a lo largo de la pampa salitrera.

Por aquellos años y, por su nacionalidad: peruanos, bolivianos, chilenos e ingleses, sobre todo en la parte administrativa, se vivía la pluricultura, la que finalmente moldeó la identidad del nortino.

El sacrificio laboral y la rigurosidad de la pampa, no fueron impedimentos para tener también sus horas de alegría y diversión.

Las llamadas comparsas animaban las fiestas de carnaval a fines de Febrero,; el  de la primavera en Septiembre. Los hijos del salitre se unían y eran uno sólo para dar riendas sueltas a las fiestas con vistosos disfraces, con bandas de percusión, cuerdas y bronce. Los músicos estaban a cargo de encabezar el desfile que recorría las calles de tierra para enfrentar el implacable Sol y el viento. Las inclemencias del tiempo no aplacaban el entusiasmo y el incansable tamborileo; el canto con guitarra y acordeón de las distintas agrupaciones que competían entre sí para ser la mejor del cantón salitrero.

La fotografía es de 1913, con 107 años de historia, fue captada para un Carnaval. La comparsa, integrada sólo por hombres disfrazados, llevó por nombre “Chacance”, que fue una estación de Ferrocarriles que se hallaba en el Desierto de Atacama en la Región de Antofagasta. Entre sus integrantes, también había un hombre de descendencia africana, siendo lo más probable de origen peruano o colombiano.

Compartir publicación

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Previous
Next

Más Fotos...