Columna de Opinión: ELIMINACIÓN DEL MERCURIO EN LA PRODUCCIÓN DEL ORO: CAMINO AL DESARROLLO Y SUSTENTABILIDAD

Por: Cristian Alvayai, Seremi de Minería de Atacama.

Hace un mes contamos con la visita del Biministro de Energía y Minería Juan Carlos Jobet a la región de Atacama, oportunidad en la cual pudo reunirse con los pequeños mineros de la Asociación Gremial de Inca de Oro. En aquella oportunidad nuestra primera autoridad en minería puso la primera piedra como hito fundacional para la modernización de la planta de oro, la cual utilizará técnicas de procesamiento más amigables con el medioambiente pero por sobre todo con la salud de los trabajadores, tras eliminar el mercurio del proceso de obtención del mineral sustituyéndolo por la lixiviación por cianuro que es una alternativa técnica ampliamente utilizada y clave en los actuales y futuros proyectos auríferos de muestra región.

Cristian Alvayai, Seremi de Minería de Atacama.

Este hito tiene gran significado por cuanto conjuga dos elementos claves para la minería y el desarrollo de la región: la innovación y la sustentabilidad. Al aplicar nuevas técnicas de producción que sustituyen a las prácticas tradicionales que muchas veces resultaban ser contaminantes. Ambos conceptos vienen de la mano y a su vez incorporan los lineamientos del Convenio de Minamata cuyo objetivo es proteger la salud humana y el medio ambiente de los efectos adversos que causan las emisiones y liberaciones antropógenas de mercurio y sus compuestos.

Este convenio fue adoptado por la Onu y ratificado por nuestro Presidente Sebastián Piñera por el Decreto 269 de 2018. En él, se señala que los países participantes reconocen que el mercurio es un producto químico de preocupación mundial, es por tal motivo que existe el compromiso de eliminar o reducir su aplicación en el sector industrial y en especial de la producción de oro artesanal.

Gracias a la implementación del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, como una fórmula para invertir en nuestros pequeños mineros, es posible para la región y para el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera poder dar cumplimiento a este convenio que va en directo beneficio de la salud de los mineros.

Pero este proyecto no sólo es importante para el medio ambiente, también es potente desde el punto de vista social, pues durante el presente año se busca instalar 3 plantas de lixiviación (una por cada provincia de la región), lo que permitirá la generación de empleos para aquellos productores cuyas faenas tienen leyes más bajas que las requeridas por el poder comprador de Enami.

Este esfuerzo cuenta con recursos por más de $700 millones aprobados por el Core que ponen atención en la minería artesanal del oro como un foco esencial de la recuperación económica pos-Covid-19 y que vienen sumados a otros recursos históricos que mejorará la eficiencia y la gestión en la pequeña minería, impulsando un polo de desarrollo que busca disminuir las precariedades bajo las cuales muchas veces se desarrolla este sector productivo.

Compartir publicación

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Noticias Relacionadas