TRABAJO INFANTIL EN EL SALITRE

El trabajo infantil en los centros salitreras del país era común y habitual y, de pequeños ingresaban como “matasapos”, término con el que se identificaba laboralmente a los niños que estaban a cargo de reducir los grandes bolones salitrosos que se cristalizaban en las oficinas salitreras, muelles y otros. Estos bolones dificultaban la tarea de quienes estaban a cargo de llenar a pala los sacos, los cuales los más adultos cargaban al hombro y los trasladaban para el nuevo lugar de acopio, transporte o embarque.

Aunque perdían su niñez e infancia, ser “matasapos” significaba ingresar tempranamente a la “escuela del trabajo”. Los recursos económicos permitían a la familia, la que habitualmente era numerosa, mejorar el estándar económico y ellos, los “matasapos”, continuar con la tradición familiar del trabajo pampino; muchos también eran hijos de madres solteras, quienes debían buscar los recursos para poder sobrevivir a partir de los seis años de edad.

Compartir publicación

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Más Fotos...